Voluntario vs Obligado

El pasado 14 de diciembre tuve la oportunidad de asistir al I Foro Impulsa Inaugural, un punto de encuentro entre jóvenes y agentes para la mejora de la empleabilidad. Entre algunas de las cuestiones que fueron motivo de debate y que llamó mi atención fue la de plantear el voluntariado como una opción para favorecer una cultura colaborativa y mejorar competencias profesionales de cara a acceder a un puesto de trabajo.

20161214_103513.jpg

“El voluntariado es altruismo y solidaridad”

Si una persona desempleada, toma la decisión de ser voluntario/a para mejorar la empleabilidad, esta experiencia no le dejará indiferente. Ser voluntario/a requiere ayudar a los demás contribuyendo con la mejor versión de uno/a mismo/a. Conduce a una solidaridad irremediable y genera nuevos hábitos que conectan con un nivel emocional que funciona como palanca de cambio para ti y para los demás.

La Fundación Hazloposible en su página hacesfalta.org, hace referencia a algunas competencias que se adquieren mediante la práctica del voluntariado y nos invita a incluirlas en nuestro cv:

Autogestión (Analizar y resolver problemas, iniciativa y autonomía, capacidad de aprendizaje, optimismo, entusiasmo y flexibilidad).

Organizativas (Capacidad para liderar iniciativas, organización y planificación, fiabilidad técnica y personal).

Comunicación (Comunicación interpersonal, trabajo en equipo, diplomacia, saber estar, y capacidad de negociación).

Cada vez es mayor la insistencia por ser capaces de aprender, desarrollar y adaptarse a nuevos roles y tareas. El aprendizaje por experiencia supone un impacto para la persona ya que posibilita interiorizar habilidades, conceptos y actitudes claves en la vida y el trabajo.

Competencias en voluntariado.png

Os invito a que veáis el siguiente vídeo,  para después continuar con la lectura del post y ahondar un poco más en el significado etimológico y el interés que nos lleva a convertirnos en voluntarios/as.

La palabra voluntario/a proviene del latín “voluntarius”, que significa persona que por su voluntad presta servicio o trabajo. Una persona que trabaja de manera libre y solidaria, sin fines económicos, desde otras motivaciones e intereses. Aunque, no necesariamente tiene que trabajar sin remuneración, sino trabajar por propia voluntad, sin imposición exterior.Y yo me pregunto ¿quién obliga a quién trabajar en algo que no se tiene voluntad? . Diréis, ¿quién pagará entonces las facturas? 😉

Si tomásemos el modelo de la Economía del Bien Común que nos presenta Christian Felber como una alternativa al capitalismo de mercado y la economía planificada… ¿El voluntariado se podría plantear como un fin y no como un medio? Si bien la Economía del Bien Común es sólo un modelo, ¿podría ser un paso como anuncia Christian?

3637070044_e7094b52d3_o.jpg

Ilustración de Olga Berrios

 

Las personas nacidas entre 1981 y 1995 se nos generaliza como autosuficientes, autónomos, que valoramos la participación, la colaboración y preferimos compartir a poseer. Buscamos la transparencia, el compromiso social y la sostenibilidad. Somos voluntarios por vocación, nos encanta vivir experiencias de las que aprender y hacer crecer a otros/as. Damos sentido a nuestro trabajo como fin y no como medio. Damos sentido al avance tecnológico, cuando la  voluntariedad nos acompaña en lo que hacemos y lo hacemos con total convicción. La opción de ser voluntariado para una ONG o Asociación, es una decisión que conlleva la congruencia de nuestros propios valores. Lo dicho, creo que se trata de una generalización, aunque también una tendencia.

10323793263_4cd9001078_o.jpg

Ilustración de Olga Berrios

Ser voluntario/a es aportar a los demás, es creer en los demás, es dar la mejor versión de uno/a mismo/a a otras personas necesitadas, es trabajar en equipo, entrenar la comunicación, las emociones…El avance de la tecnología es incesante y queremos de voluntades constructivas, solidarias y altruistas. Las queremos porque es el medio que nos lleva a dar sentido a nuestra vocación y talento.

El pasado mes de octubre tuve la oportunidad de asistir a una conferencia de Alex Rovira y una de las frases que me llamó la atención fue esta:

“Las actitudes del ahora marcan el signo de vida del futuro”.

IMG_20161028_121320.jpg

Álex Rovira  “El mundo que viene” en Enrédate 2016

La conclusión que puedo extraer de este post con el que crezco yo también, es que para mejorar las competencias profesionales necesitamos primero entrenar e integrar una mirada apreciativa, un gesto amable, una sonrisa, una mano en el hombro…

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s